PARÉNTESIS Y LÁGRIMAS

Hago un alto en el camino para expresar un sentimiento. Mi vida actual es de trabajo intenso, inmerso en la sociedad capitalista europea. No hay mucho lugar para el arte ni para la distracción. No hay sitio para escribir artículos ni pequeños libros para ayudar en la preparación ideológica, una de las tareas más importantes que me he trazado. No hay espacio para llenar páginas de ideas y reflexiones. No hay tiempo para tomar una guitarra o  para buscar melodías en las teclas de un piano. Sólo hay sitio, espacio y tiempo para trabajar intensamente y en forma sacrificada.

Pero, a pesar de todo el peso y el abrumador cúmulo de tareas y responsabilidades, algunas veces hay pequeños reductos en la actividad mental que afloran e inspiran a expresar un sentimiento profundo. Por eso hago ese alto en el camino, un alto para respirar y para desahogar el espíritu, un alto para liberar una angustia, para apaciguar un grito contenido.

LAS LÁGRIMAS DE UN PUEBLO

Entiendo tus lágrimas, mujer

sacrificada y soñadora

Entiendo tus lágrimas, hombre

esforzado y trabajador

Entiendo tus lágrimas soldado

imponente en tu uniforme

y las lágrimas de los campesinos

de las ancianas y los ancianos

que nunca antes vieron justicia

en una patria que estuvo secuestrada

Entiendo tus lágrimas estudiante

que antes no tuviste escuela ni universidad

y las lágrimas de tus hermanos

que durante siglos sólo miseria conocieron

Entiendo tus lágrimas ama de casa, 

dependienta y camarera

enfermera y costurera

Entiendo tus lágrimas, hijo de la sierra

de la costa y de la sabana

de cualquier parte de Venezuela

de cualquier lugar de América Latina

de cualquier punto del planeta

porque a todos los rincones llegó

el mensaje del Libertador

vilipendiado y satanizado por sus adversarios

defensores de la avaricia y el capital 

A todas partes llegó con el viento

la semilla de la esperanza

Entiendo tus lágrimas, amigo

sé que no se pueden evitar

esas lágrimas son como torrente

de incontenible dolor

Entiendo tus lágrimas, hermano

y las siento verdaderas

Sólo los canallas las pueden desconocer

porque los canallas no saben llorar

sólo saben cuidar sus cuentas bancarias

y los intereses de sus amos del Norte

Entiendo tus lágrimas porque son las mismas

que yo también siento cada día

con sólo oír su nombre o su voz

Comandante, tu pueblo te llora

porque le duele tu ausencia

pero ese llanto no es sólo de pena

ese llanto es de compromiso

de fuerza y decisión incontenible

Ese llanto es la continuación de tu vida

y la consolidación del socialismo

para dar por fin a tu pueblo

la mayor suma de posible  felicidad

como lo quiso antes Simón Bolívar

y como lo ha dicho Evo 

para lograr el buen vivir

Duerme tranquilo, Comandante

que millones de nuevos Chávez

construirán una nueva sociedad

esa sociedad que tú soñaste

de verdadera justicia e igualdad.

Néstor, 17 de marzo, 2013

CÓMO LEER MIS BLOGS

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s