SOL Y SOLEDAD

Karta-sollentuna

Por fin logro estabilizarme un poco y pongo orden en los documentos de la contabilidad. Sigo trabajando mucho y el poco tiempo libre que me queda lo pierdo en ver televisión, en mi intento por descansar, para evadirme un poco de todo. No suele hacer calor en Suecia, aunque estamos en pleno verano. El poco calor parece concentrarse algunas horas y algunos días y se hace insoportable. No hacen más que 20 grados de calor pero parece que fueran 35. Los músculos se aletargan, la mente se pone lenta, se siente calor y frío al mismo tiempo. Si te pones ropa dentro de casa te asas, te agobias. Si te sacas la ropa da frío en la espalda. Afuera el sol castiga con dureza pero a la sombra te enfría una brisa que te invade rápidamente hasta que nuevamente estás bajo el sol… y entonces tampoco se soporta… es una sensación difícil de describir, muy distinta a la que sientes cuando estás de vacaciones en otro país.

Sol y calor. Frío a la sombra. Y soledad, una terrible soledad. No es agradable estar solo, pero esta soledad tiene sus ventajas: miro en derredor y veo una habitación limpia, ordenada (con excepción de los documentos de contabilidad, que ocupan la mayor parte de mi dormitorio, porque trabajo en el dormitorio, donde se está más cómodo). La habitación es amplia, la cama innecesariamente grande, un escritorio magnífico con altas estanterías y una gran pantalla de televisión como monitor de una de mis computadores. Quizás la ventaja mayor de estar solo es lograr ordenar y mantener todo limpio. No huele a comida ni a restos de basuras. No hay ruidos ni interrupciones ni del interior ni del exterior. Es un domingo tranquilo. He trabajado algunas horas frente al ordenador, luego saldré a caminar un poco para más tarde volver al tecleado, revisión y ordenamiento de cientos de documentos, de comparación entre las facturas y los pagos de los clientes, de control de los pagos hechos a los proveedores, los publicistas y los servicios, alquiler, luz, teléfono y etcéteras y etcéteras.

Mañana al gimnasio y del gimnasio a  las lecciones en las carreteras, vueltas y más vueltas por varias comunas de la zona norte del gran Estocolmo, desde Sollentuna hasta Sigtuna, de regreso hasta Kista y Sundbyberg, con sus interminables caminos adyacentes, pequeños caminos rurales, autopistas y zonas residenciales, calles y caminos de los que ya conozco de memoria cada esquina, cada curva y cada lugar escondido. El conocimiento geográfico que se obtiene es tan grande que los alumnos se quedan maravillados cuando se puede predecir lo que va a suceder justo detrás de un árbol que oculta la visibilidad o en un cruce donde más de alguien va a pasar a sólo unos pocos metros de nosotros sin enterarse de que está cometiendo un error o un delito, aunque la mayoría de esa gente hace todo adrede, porque no tiene respeto por las leyes de tráfico ni por la seguridad ni el ambiente.

Si se abre el siguiente enlace se puede ver un viaje por aire de ida y vuelta entre Norrviken y Sollentuna:

aquí

El vídeo muestra todo Sollentuna, sus carreteras, sus barrios residenciales, sus sectores industriales, la línea de ferrocarril, etcétera. Se puede apreciar el impresionante contraste entre zonas pobladas y las zonas verdes, con enormes lagos que rodean la comuna.

CÓMO LEER MIS BLOGS

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s