MIL COSAS A LA VEZ

Hace algunos días decidí desconectarme por algunas horas y dejar a un lado la lectura de noticias, más que nada noticias sobre la pandemia. Pero no fueron muchas horas. También decidí no escribir durante algunos días para concentrarme en diversos experimentos que daré a conocer a su debido tiempo, si alguna vez logro tener un nivel suficiente de influencia. Esto sí que lo he logrado. Me he dado cuenta de que no sirve de nada esctibir si lo que se escribe no llega a personas que tienen influencia en la comunicación o en esferas de gobierno de algún país. Sigo leyendo todos los días sobre lo que pasa en casi todo el mundo y considero que estoy muy bien informado. Me doy cuenta de que algunas de las ideas que yo expuse hace un mes y medio se están aplicando en algunos países, no porque alguien me haya escuchado (leído), sino porque son medidas lógicas, de buen sentido común. Se trata de adecuarse de nuevo a una situación que los gobiernos provocaron. Pero se está muy lejos de tomar las mejores medidas para normalizar la vida de los ciudadanos. No se trata mucho de política sino de sentido común para  hacer frente a la actual pandemia y de las que puedan venir en el futuro. A largo plazo todo tiene que ver con políticas económicas. La forma de producir bienes y servicios debe cambiar definitivamente. También tiene que cambiar todo lo relacionado con la educación, los deportes y otras formas de recreación. El consumismo depredador debe detenerse y se debe proteger la flora y la fauna. De lo contrario, no hay futuro seguro para las futuras generaciones.

Todos los días distribuyo mi tiempo entre mis rutinas, que no cambian mucho. Sigo haciendo ejercicios físicos todos los días, a veces dos veces al día. Pero también he visto algunas series y películas antiguas. Una de las series es Rederiet (La Companía Naviera), dirigida por un ex alumno mío y en la que juega un papel importante Johannes Brost, un excelente actor con quien trabajé en una miniserie hace unos 21 años. Es una forma de remontarme al pasado y ver la forma en que se trabajaba en esa época. Para quien sepa sueco, la serie Rederiet se puede ver an la televisión sueca AQUÍ.

Estoy haciendo varios experimentos. Algunos tienen que ver con protección contra los gérmenes patógenos (no sólo contra el actual virus). Otros tienen que ver con la forma de alimentarse en el futuro. Todo será expuesto, a su debido tiempo, en mis blogs o en Youtube. Espero que eso ocurra pronto, pero es mucho lo que debo hacer y mi trabajo actual me sigue quitando tiempo.

Por ahora, me limito a invitar a mis lectores a abrir el siguiente enlace:

CAMBIOS EN LA ALIMENTACIÓN

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a MIL COSAS A LA VEZ

  1. andreina dijo:

    😚😚😚

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s